Buscar
  • Langham Predicación

Boletín de oración / 21 de Diciembre del 2020

Queridos amigos,


Gracias por su apoyo en oración al trabajo de Langham Predicación alrededor del mundo. Esta semana Ruth Slater, nuestra Directora Asociada Internacional, comparte algunas ideas mientras nos acercamos al fin de este año.


Este será nuestro último boletín de oración hasta el 11 de enero del 2021. Mientras navidad y año nuevo se acercan, es usualmente un tiempo de reflexión sobre lo que pasó y también para pensar lo que trae el próximo año. A menudo, un nuevo año trae un nuevo impulso, nuevos planes, compromisos y promesas. Pero este año quizás sea diferente. Quizás sea un desafío más grande reflexionar sobre un año que fue una montaña rusa de experiencias, emociones e incertidumbre. Y quizás sea aún más difícil de imaginar que el primero de enero del 2021 traiga algo de paz mientras seguimos caminando a través de lo desconocido a nivel mundial.


Algo que espero bastante durante la Navidad y año nuevo es compartir la comida con familiares y amigos. Nuestra mesa se convierte un espacio de conversación, risa e intercambio junto a nuestra comida tradicional. Cada año hay ciertas recetas que mi familia espera que yo prepare. Pero este año, para muchos de nosotros, nuestras mesas estarán en silencio, ya que no podremos reunirnos con quienes amamos. Es difícil estar separados.


Estuve leyendo el devocional de Adviento “¡Regocíjanse! Adviento en todas las Escrituras”, de Chris Wright (junto a John Stott). Ha sido una experiencia de mucha bendición. En la lectura del onceavo día de Adviento, Chris tomó Éxodo 24:1-11 qué incluía estos versículos.


“Moisés subió al monte con Aarón, Nadab, Abihú y setenta ancianos de Israel. Allí vieron al Dios de Israel: bajo sus pies había algo brillante como un piso de zafiro y claro como el mismo cielo. Dios no les hizo daño a estos hombres notables de Israel, los cuales vieron a Dios, y comieron y bebieron. (DHH)”


Chris tituló este devocional “Dios viene por una comida”. ¡Qué experiencia! Ellos vieron los pies de Dios en el pavimento de puro zafiro y comieron y bebieron. Estuve reflexionado tantas veces, imaginándome ahí en esa montaña. Amo las montañas y escalé muchísimas, disfrutando de una merienda en un lugar seguro. Pero comer y beber a lado de Dios - ¡Asombroso!


Para muchos de nosotros, la separación ha sido un común denominador del año que pasó. Separados de nuestros amigos, familia, iglesia y colegas del trabajo. Añoramos comer y beber juntos. Sin embargo, no estamos separados de Dios. Y hay esperanza mientras miramos la incertidumbre del próximo año. Chris señala la promesa de Isaías 25:6-8:


En el monte Sión, el Señor todopoderoso

preparará para todas las naciones

un banquete con ricos manjares y vinos añejos,

con deliciosas comidas y los más puros vinos.

En este monte destruirá el Señor

el velo que cubría a todos los pueblos,

el manto que envolvía a todas las naciones.

El Señor destruirá para siempre la muerte,

secará las lágrimas de los ojos de todos

y hará desaparecer en toda la tierra

la deshonra de su pueblo.

El Señor lo ha dicho.


La mención a “todos los pueblos” llena mi corazón con tanto gozo y emoción. Me asombra poder formar parte del banquete junto a la gente de Langham Predicación de todo el mundo. Comer y beber con gente que nunca volveré a ver en esta vida pero que trabajó conmigo durante tantos años… Sí, ¡por favor! Esa será una cena con más conversaciones, risa y comunidad que no sé si podré manejar, pero de seguro estoy ansiosa por aceptar ese desafío.


Mientras reflexionamos en el 2020 con todas sus subidas y bajadas, desafíos y bendiciones, recordemos que no estamos separados de Dios y miremos con esperanza el caminar con él durante el 2021. Que nuestras mesas silenciosas estén llenas de la certeza que Dios está con nosotros - Emanuel.



¡Gracias por su fidelidad en la oración!


El equipo de Langham Predicación

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo