Buscar
  • Langham Predicación

Boletín de oración / 08 de Diciembre del 2020

Queridos amigos,

Gracias por su apoyo en oración al trabajo de Langham Predicación alrededor del mundo. Esta semana Mark Meynell, nuestro Director para Europa y el Caribe, comparte algunas reflexiones para dirigir nuestra oración para esta semana.



Ahora estamos en la temporada de Adviento (según el calendario de la Iglesia Occidental). Es un tiempo de espera, donde reflexionamos sobre los siglos de resistencia que tuvo la antigua Israel esperando a Cristo. Algunas veces su espera era ansiosa; otras veces, desalentada; y, en ocasiones, inexistente. Eso no es sorpresa – es difícil seguir siendo positivo cuando las cosas toman tanto tiempo. Después de todo, después de que el ministerio de Malaquías terminase, no hubo palabras de autoridad ni escritas de parte de Dios por más de 400 años. Hasta que un hombre con extraños hábitos alimenticios y un sentido de la moda aún más raro comenzará a bautizar a las personas en el río Jordán.


Si la era del Covid-19 trajo algo para todo el planeta, aparte de la enfermedad y luto para millones de personas, seguramente ha sido la ansiedad generada por la espera indefinida. Nadie puede hablar con total certeza sobre cuánto tiempo deberá durar el distanciamiento social y la cuarentena. Es difícil ser paciente cuando no tienes ni idea del tiempo que tomarán estas cosas. Por lo cual, mientras escribo esto, las noticias que llegan desde Londres sobre la aprobación de la primera vacuna para nuestra uso, definitivamente son buenas noticias aunque solo sean un primer paso.


Pero es apropiado de adoptar la mentalidad de Adviento, ¿verdad? Estuvimos esperando por dos milenios, hasta ahora, por la segunda venida del Señor. ¿Quién sabe cuánto más debemos esperar? ¿Días? ¿Años? ¿Milenios? Pero ninguno de estas cosas cambia el hecho que va a regresar. Como Pedro escribió:

Pero no olviden, queridos hermanos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día. El Señor no tarda en cumplir su promesa, según entienden algunos la tardanza. Más bien, él tiene paciencia con ustedes, porque no quiere que nadie perezca, sino que todos se arrepientan. (2 Pedro 3:8-9)

Así que, en nuestras oraciones por los Movimientos de Langham Predicación alrededor del mundo, permitámonos:

· Llorar con quienes lloran y lamentar con quienes lamentan en esta temporada de espera. Muchos en nuestra comunidad global han perdido a sus seres queridos, y muchos más los han visto sufrir.

· Sigan confiando en las promesas infalibles de Dios, a pesar de los aparentes retrasos en su cumplimiento, a pesar de perder de la cantidad de veces que hemos orado “Hasta cuando, oh señor…” ÉL ES FIEL.

· Oremos por la Palabra de Dios de amable paciencia y gracia sea proclamada fielmente – en línea, en persona, por mensajes de texto – que todos seamos llevados al arrepentimiento. Oremos especialmente por creatividad e imaginación para descubrir maneras de hacer esto, y formar a otros para hacerlo en los próximos meses.


El único evento específico para orar por esto es:


India: Hay una capacitación presencial del nivel uno que se llevará a cabo en Kohima (Nagaland), con algunas restricciones por la pandemia. Kedo Peseyie estará facilitando el aprendizaje de 25 participantes. Por favor oremos para que: (a) En su entusiasmo por sus nuevas habilidades, los participantes encuentren nuevas ideas para sembrar y cosechar el fruto en avivamiento y renovación; (b) Cada uno de ellos sea protegido de la Covid-19; y (c) Todos los estudiantes pueda liderar y enseñar la Biblia en pequeños grupos el próximo año.


¡Gracias por su fidelidad en las oraciones!


El equipo de Langham Predicación

19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo