Buscar
  • Langham Predicación

Boletín de oración / 11 de Enero 2021

Queridos amigos,


Gracias por tu apoyo en oración por el trabajo de Langham Predicación alrededor del mundo. Esta semana Ruth Slater, nuestra Directora Internacional Asociada, comparte algunas ideas mientras comenzamos este nuevo año.



Así que, el 2021 llegó. ¡Parece que ni una pandemia puede detener el tiempo! Supongo que la mayoría de nosotros estamos felices de despedir el 2020. Para muchos ha sido un año de dolor, aislamiento y miedo, con experiencias y desafíos abrumadores. Pero como dice el dicho: “no tires la paja con el grano”. Mientras que estemos felices de escapar del 2020, no todo del año pasado fue malo. En mi familia, por ejemplo, tuvimos la ocasión especial de la boda de mi hija. No, no fue la boda que originalmente planeamos. Y sí, tuvimos muchos obstáculos por superar, pero fue un día fantástico lleno de gozo. Esa no será una memoria de la que debemos escapar, sino una que debemos tenerla muy presente. Puede que tengas tus propios momentos de gozo durante el 2020, sea el nacimiento de un hijo o nieto, pasar los exámenes a pesar de las dificultades, o la formación de nuevas amistades en un tiempo en que no se permitía viajar.


Algo similar sucede con nosotros en Langham Predicación. Cuando estamos tentados de correr hacía el 2021, esperando por algo mejor, no nos olvidemos de las bendiciones del 2020. No tiremos la paja con el grano. A lo largo del 2020 nuestros equipos respondieron bien a los desafíos de nuestra nueva normalidad. Muchos han trabajado incluso más duro, desarrollando nuevas formas de progresar el ministerio y mantenerse en contacto con los líderes y participantes. A la vez, se tradujeron recursos y mucha gente viajó por todo el mundo sin salir de su casa, mientras se conectaban a capacitaciones interculturales e inter regionales. Inclusive tuve el privilegio de orar en voz alta con 160 personas de varios países de América Latina, todos al mismo tiempo. Es un recuerdo que lo mantendré cerca.


Hay un himno que recuerdo cantar cuando era más joven:

Cuenta tus bendiciones, nómbralas una por una;

Cuenta tus bendiciones, observa lo que Dios ha hecho;

Cuenta tus bendiciones, nómbralas una por una;

Cuenta tus bendiciones, observa lo que Dios ha hecho.


Estas palabras nos recuerdan a ese versículo de Santiago: “Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras” (1.17).


Quizás, antes que veamos al 2021 convertirse un año donde las cosas se vean más “normales”, debemos tomarnos el tiempo de agradecer a Dios por sus bendiciones en el 2020. Grandes o pequeñas, no importa. Mientras seguimos caminando hacía el 2021, mantengamos la confianza en la promesa que nuestro Padre no cambia. Oremos para que la obra de Dios a través de Langham Predicación florezca, a pesar de las circunstancias en las que nos encontremos. Y sigamos contando las bendiciones que recibimos.


¡Gracias por sus oraciones!

El equipo de Langham Predicación

26 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo